jueves, 27 de marzo de 2008

Del derecho internacional

Hace unos años, cuando cursaba la carrera de derecho, tenía algunos problemas con algunas asignaturas. Bien porque la materia era un tostón (véase derecho administrativo, laboral...) o bien porque me parecía que la teoría que nos impartían no tenía nada que ver con su aplicación al mundo real. Esto último me sucedía con asignaturas como derecho constitucional (que cada día podemos ver que los gobernantes se lo pasan por el escroto) y por encima de todas con derecho internacional público. Porque la amalgama de principios, tratados internacionales y organizaciones supranacionales (onu, otan y demás falacias) no sólo no servían en su aplicación práctica a la justicia si no que servían al más fuerte (que casualmente suele coincidir con el más rico). Casos como la invasión de Kuwait por parte de Irak tenían consecuencias inmediatas y severas. Por contra, la violación de los derechos humanos o la invasión de otros territorios por otros países no sólo no eran condenadas ni solucionadas sino que se ignoraban globalmente (sólo acordaros de las matanzas de kurdos en Irak, Turquía... o de los Hutus y los Tutsis y sus machetes). Además, casualmente, la celeridad en la actuación suele coincidir con la "utilidad" que el país afectado tiene para los países desarrollados. Si tiene petróleo los cascos azules y todos los portaaviones habidos y por haber estarán allí a la mañana siguiente. Si es una zona yerma y sin interés económico (verbigracia Yugoslavia, Congo...) la intervención tardará meses e incluso años. Eso si se llega a producir algún día. Incluso gente que cuando estaba en el gobierno envió tropas a un determinado país por motivos dudosos, protestará energicamente porque la oposición hace lo mismo años más tarde por motivos igual de dudosos.

El derecho internacional público como veis es un poco como el coño de la berni, según nos interesa opinamos una cosa u otra y según el interés económico se actuará tajantemente o no. Entendéis ahora lo difícil que es motivarse para estudiar una asignatura como esta. Lo extraño es que la aprobara a la tercera y no a la vigesimosexta. ¿Sabéis si el Tibet tiene petróleo?.

3 comentarios:

Joaki dijo...

El Tibet no tiene petroleo, ni China libertad. Para mi el tema no consiste en intereses económicos, que los hay, si no en quien vulnera el derecho internacional. China, Rusia o EE.UU. son impunes ante organismos internacionales, o me tengo que creer China a permitir la mediación de cascos azules si no deja ni entrar periodistas... Rusia continua matando espías como si estuviera en guerra y ni si quiera hay oposición política o mediática a Putin. EEUU tiene Guantánamo pero al menos hay libertad de prensa y crítica.

Despotrico dijo...

No me queda muy claro qué es exactamente lo que nos quieres aportar con tu comentario. Me dices que "el tema" no son los intereses económicos sino la vulneración del derecho internacional pero luego te pierdes en obviedades que todos conocemos. Por cierto, Putin tiene de opositor a Kasparov. El tema es cuánto tardará en ser envenenado como el de Ucrania. Acláranos entonces cuál es el "tema" para tí o cual es la solución que propones. Porque que el Tibet no tiene Petróleo y que se viola el derecho internacional ya lo sabemos todos.

P.S.: Esta frase no la entiendo: "...son impunes ante organismos internacionales, o me tengo que creer China a permitir la mediación de cascos azules si no deja ni entrar periodistas..."

Anónimo dijo...

en fin, celebro infinito que este hombre no precise de la sinigual Educación para la Progresía