viernes, 5 de septiembre de 2008

De las viejas maleducadas

Despotrico hoy de este colectivo tan numeroso hoy día. Porque cada vez hay más personas mayores y porque la gente es cada vez más maleducada. Las viejunas maleducadas las podréis encontrar por todas partes. Por ejemplo en la cola del autobús. Son las que después de llegar las últimas a la parada entran las primeras en el autobús. Cuando han entrado en el mismo se abalanzan sobre los asientos libres cual halcón sobre su presa. Les da igual que haya embarazadas, gente con muletas... Si no hay ningún asiento libre procederán a arrimarse a un/a joven y a frotarse contra él/ella mientras le miran mal. Al salir del autobús o metro, se levantarán dos paradas antes de la suya. Se irán acercando a la puerta a empujones mientras preguntan: "Bonita/o, ¿Vas a salir?". Da igual que les contestes que sí o que no. O que todo lo que tengas de bonito sea del norte. Ellas seguirán avasallando y empujando hasta estar en primera fila. Luego, cuando se abren las puertas, estarán estorbando la salida del resto, porque todavía faltan dos paradas para la suya.

Y cuando te llaman por teléfono... Coges y oyes: "¿quién eres?" o "¿con quién hablo?". La respuesta es automática: "Eso se lo tendría que preguntar yo, ¿no le parece?".

En el supermercado, restaurante, tienda... harán lo mismo que en la parada del autobús. Tratarán de colarse a toda costa. Cuantas veces en mi vida no habré tenido que decir la frase: "señora, que estaba yo primero". Lo más gracioso es que después de decírselo se hacen las sorprendidas y te piden mil perdones. Como si no se hubiesen dado cuenta antes de que se estaban colando. Además de maleducadas son unas actrices estupendas.

2 comentarios:

Ainara G.M. dijo...

Dios que bueno tu blog y bueno aunque solo he leído un par de post me muero por leérmelo de arriba abajo. Joe que razón tienes con los de las viejas maleducadas, y claro luego dicen que los jóvenes no tenemos educación. Yo si veo a una mujer que no anda bien, la dejo que se siente pero cuando vienen del baile y tú de trabajar, encima te dicen que qué sin vergüenza que no les dejas el sitio ahí salto y se me hincha tanto la vena que a veces creo que se me va a salir. Joe que bien se queda una diciendo lo que piensa, supongo que a ti te servirá de terapia no jejeje saludos y nos vemos por aquí sin duda.

LM dijo...

No hay viejos imbéciles, hay jovenes imbéciles que llegan a viejos.